Persigues mi corazón

Persigues mi corazón

17 Mayo 2018

Corazones vivos, despiertos, y respondiendo ahora, es la búsqueda continua de Dios. Y Tu y yo estamos en medio de esta gran historia de gracia, amor y vida eterna, independientemente de la etapa de vida en la que te encuentres la verdad de todo permanece “nuestro Padre celestial está continuamente persiguiendo nuestros corazones”.

A través de estos “blogs” mi oración es que esta frase se convierta para ti más que el título de un nuevo álbum o sencillo y que realmente tu y yo podamos entender el corazón de la canción, la cual es una respuesta y un descubrimiento de la profundidad, realidad , y verdad implacable de Dios Padre, Hijo, y mayormente del Espíritu Santo quien es el que constantemente persigue nuestros corazones.

Uno de los compositores más prolíficos que ha existido en la historia de la humanidad, es el reconocido compositor Georg Friedrich Handel, quien a su vez fue un hombre temeroso de Dios que vivió con pasión para expresar su adoración a través de composiciones originales.

Handel nació en Alemania, pero pasó la mayor parte de su vida adulta en Inglaterra. Su padre fue un médico de gran trayectoria y tenía la esperanza de que George, su hijo, siguiera sus pasos. Pero su interés por la música era tan abrumador que él simplemente vivía y respiraba para componer. Handel procedió a escribir más de 20 oratorios, más de 40 óperas completas, así como numerosos conciertos, cantatas, himnos, y sonatas.

Sin embargo, detrás de escena, la vida de Handel era todo menos tranquila. Su temperamento, mal genio y peleas constantes con otros músicos eran notorias. Handel vivió un punto en su vida especialmente bajo en 1741 a la edad de 57 años cuando cayo en una gran deuda financiera y por consiguiente en una depresión severa, retos creativos y mentales.

Un día, un joven poeta llamado Charles Jennens apareció sin previo aviso en la puerta de su casa. Con gran convicción y urgencia le hizo entrega a Handel una colección simple de pasajes bíblicos bajo el título “Un Oratorio Sagrado”. En medio de su depresión y apatía , Handel empezó a leer la palabra de Dios. Mientras lo hacía, la expresión profética de Isaías respecto a la venida del Mesías le comenzó a levantar de su depresión y repercutió en su alma: “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de la Paz!”

Un despertar había comenzado. Era como si por fuerza divina, Handel había comenzado a responder, con oración, arrepentimiento y una nueva composición desde lo más profundo de su interior. Permaneció en aislamiento total durante los siguientes veinte y cinco días, a menudo dejaba de comer para no ser interrumpido de su trabajo.

A menudo saltaba, agitando sus manos y gritando “¡Aleluya! , Santo, Digno es el Cordero”. Cuando hubo terminado, dijo: “Creo que vi todo el cielo delante de mí, y al mismo Gran Dios.” Handel había acabo de escribir “Mesías” una composición de casi tres horas de duración con 260 páginas de manuscrito. Lo que hoy conocemos, según Newman Flor, teniendo en cuenta la inmensidad de la obra y el corto tiempo implicado, como la hazaña más grande en toda la historia de la composición musical.

“Mesías” se realizó por primera vez el 13 de abril de 1742. En el momento en el que el coro empezó a cantar la majestuosa y ahora mundialmente famosa obra “Aleluya”, el rey Jorge II de Inglaterra estaba tan impactado e inspirado que inmediatamente se puso de pie. El público de forma espontánea siguió su ejemplo y se mantuvo de pie hasta que el coro hubo terminado. Esta respuesta ha sido habitual desde entonces.

Esta pieza musical ha traído más naciones juntas en adoración que cualquier otra. Por consenso universal este coro es la canción más inspiradora y cargada de espiritualidad de alabanza y adoración que se ha escrito.

Mi pregunta es ¿qué movió a Handel a escribirlo? ¿Qué le inspiró? ¿Qué pudo ver u oír o sentir que lo llevó a componer este himno de alabanza?

El “Mesías” y el “Coro Aleluya” se inspiraron en la meditación y la revelación de Handel en las palabras vivas de Dios. Palabras que hablaban de la exaltación y majestad de un Dios Soberano en Apocalipsis 4-5. Lo que Handel descubrió allí, levantó su espíritu, renovó su energía, y calmó su alma. Lo que llego como una simple entrega de mensajería por un extraño en una misión, fueran las mismas palabras de vida que trajeron paz y libertad a su alma. Handel alcanzó su punto más alto en la composición y todas sus obras, hasta ahora, son presentadas ante reyes y gobernantes.

Lo que más me impacta de toda esta historia, es que lo mismo que Dios hizo por Handel, lo ha hecho muchas veces por ti y por mí. Dios a menudo interrumpe nuestras vidas, envía su palabra para sanarnos, continuamente trae lo que necesitamos, exactamente cuándo lo necesitamos, envía su espíritu para levantarnos de nuestras circunstancias, Él nos persigue.

“Llegará un tiempo, sin embargo, de hecho, ya está aquí, en que los verdaderos (auténticos) adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad (la realidad), porque el Padre busca personas simplemente como estos, ya sus fieles.” Juan 4:23 AMP.

La palabra “búsqueda” se define aquí como el anhelo apasionado de perseguir. Es muy claro aquí que lo que el Padre busca, desea y persigue son adoradores!.

 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: “El Espíritu que habita en nosotros nos anhela celosamente”? Santiago 4: 5 NVI

Es como si el Espíritu Santo nos dice: “Me muero de ganas anticipadas y celosamente deseo una relación contigo”. Estas palabras de Santiago 4 hacen eco de las muchas profecías relacionadas con el Espíritu Santo, que ahora está con nosotros en la tierra, y lo más importante que habita en nosotros como verdaderos creyentes de Jesucristo.

Todo esto me recuerda, febrero de 2010, los momentos justo antes de mi boda, preparando todo para el matrimonio con mi preciosa esposa Mary Ironside. Ella debió viajar a Colombia a pasar tiempo con su familia, y organizar detalles antes de volver a Sydney, Australia, donde nos casamos. Todos los días iba y esperaba cerca del teléfono el momento en el que estuviera disponible para hablar con ella. Recuerdo esa sensación de anticipación, espera apasionada, y ferviente deseo de estar cerca (al menos en el mismo continente) de mi futura esposa – “Le anhelaba celosamente”.

La palabra de Dios nos enseña que nosotros, la iglesia, los creyentes en la tierra somos la novia de Cristo. Con anticipación celosa el Espíritu Santo de Dios nos anhela, busca y persigue a su novia continuamente. No hay espacio para nada, ni nadie. Dios es celoso por nosotros, Él está buscando y persiguiendo una relación íntima y activa con nosotros. Como un buen caballero, en mi caso tuve que ser paciente y esperar que mi futura esposa regresara de su viaje, el Espíritu Santo es el caballero original, Él no forzará tu voluntad, él es paciente, y está esperando celosamente tener una auténtica relación contigo. La responsabilidad está en tus manos, es tu tiempo de responder.

Por milenios, generaciones y a lo largo de la historia, Dios ha estado persiguiendo su creación más preciada: la humanidad, esos somos tú y yo! A través de la creación, a través de su ley, a través de los profetas, a través de los Reyes, a través de salmistas, a través de Jesús mismo. Y luego a través de los apóstoles, a través de la iglesia primitiva, a través de los misioneros, a través de los líderes piadosos de nuestra historia, a través de la palabra escrita de Dios, a través de las Iglesias locales, a través de la familia, los amigos y la gente alrededor y sobre todo a través de su precioso Santo Espíritu, Dios ha sido, es, y seguirá siendo el perseguidor de tu corazón.

Al igual que ocurrió con “Handel”, tus mejores y más inspirados años de trabajo están delante de ti. La mayor expresión de tu vida puede comenzar hoy. El deseo del Padre es que le busques y respondas a Él, pues el anhela restaurar, bendecir y guiarte de vuelta a su diseño original. Por su Espíritu, te continuará persiguiendo a través de múltiples formas de comunicación, sólo para hacerle saber que Él está contigo, que eres amado, que eres un tesoro de inmenso valor, nacido con un propósito y un momento como este.

Abre tus oídos espirituales. Abre los ojos espirituales, porque ahora es su turno para responder al perseguidor de tu corazón. vivo+ despierto +responde ahora.

Posts relacionados

Debo decir que la mayoría de las veces todo comienza levantándome muy temprano

21 Noviembre 2017

Cuando pertenecemos a un ministerio o a una agrupación musical nos enfrentamos a una cantidad de retos.

30 Marzo 2018

¿Sabías que en una banda no se ensaya sino que se ensambla?

21 Noviembre 2017

Comentario

No hay comentarios en esta publicación. Se el primero.

Deja un comentario